Editorial

¿En qué momento se fregó el Cusco?

Editorial

Disolver o romper un contrato no es cosa de juego, Edwin Licona en su última participación sobre su tan mentado informe de 110 días de trabajo, indicó claramente que el proceso con OAS se resolvería de la mejor manera para el Cusco, en ese momento no nos dimos cuenta de lo grave de su discurso, pues sólo está pensando en millones de soles y no en la salud del pueblo, pues refirió que se conciliaría si la transacción económica fuera menor a los 100 millones de soles, que visión más efímera y poco real del mandatario regional.

Lo grave y eso no parece entender Licona, Enciso y compañía, es que la salud del pueblo cusqueño está definido por la miopía presidencial, ya que este hospital Antonio Lorena debería de entrar en funcionamiento de la manera más próxima posible y no lo que vemos o ve Licona, sólo millones de soles y nada más.

Mientras 55 mil ciudadanos no saben en qué peores condiciones más seguirán siendo atendidos, el mandatario regional está empecinado en seguir adelante su proceso de conciliación con OAS y mientras eso sucede, cerca de medio centenar de proveedores cusqueños están siendo acosados, hostigados y hasta estafados por la empresa y el gerente Henry Enciso, lo que en verdad es mortificante verlos como mendigos pidiendo que se les pague aunque sea un poquito, con tal de aliviar sus deudas con la SUNAT por ejemplo.

Fuera de ello, hemos tenido conocimiento que empezaron a hacer seguimiento a proveedores cusqueños un grupo de vigilantes judíos, contratados por OAS, pues Henry Enciso no tiene la capacidad de hacer eso, y si fuera así, definitivamente tendríamos un anti cusqueño de forma increíble, pues estos negocios cusqueños y de cusqueños están cayendo de forma acelerada ante los acreedores y gente que sólo quería trabajar honradamente, pero hoy gracias a esa disolución de contrato, generada de manera desesperada por Licona Licona y compañía, están más que nunca en el fracaso y al borde de la desesperación.

No es posible que sigamos viendo mentiras tratando de hacerlas consentir como verdades, Henry Enciso no ha pagado a nadie, OAS tampoco y sólo viven de amenazas y de promesas que no pueden ser consentidas más en este régimen.

Si Licona tiene la voluntad cusqueña y su raíz bien nacida, debería de hacer respetar a los empresarios y proveedores cusqueños, pues entre ellos se hallan familias íntegras que apostaron todo por el todo y hoy Licona los ha abandonado, se ha dejado llevar por una promesa de “maletín por delante” al estilo de su antecesor, y por si fuera poco, tenemos en medio de todo un incorregible gerente general que más suena a “takllapero” y no a asesor funcional de este gobierno regional cusqueño.

Comments

More in Editorial

3045f2bb1cc34bf0b8b1e376aca640dc

Vende al Estado y estarás en problemas

Rolan3 agosto, 2015
licona

Ya es tiempo de reaccionar en el Gobierno Regional Cusco

Rolan3 junio, 2015
win

¿Y dónde quedó el mérito que tanto pregonaba?

Rolan18 mayo, 2015
cusco

¿Intimidación a la información?

Rolan12 mayo, 2015
wiwn

Comenzó el frío, ¿y los planes Sr. Licona?.

Rolan4 mayo, 2015
wiwn

¿Con qué moral habla el Gobernador Regional?

Rolan27 abril, 2015
LOCAL UNSAAC TOMA

Otra “cortina de humo” de la gestión municipal

Rolan25 abril, 2015
municipalidad-del-cusco

Cultura u odio en la Sala de la Cultura

Rolan24 abril, 2015
consejo regional

Un blindaje al estilo fuji-montesinista

Rolan22 abril, 2015